Explico mi voto

En las elecciones del próximo domingo (13 de marzo de 2022) no sólo se determina a quiénes les vamos a otorgar cuatro años de inmensos privilegios, salarios, primas y pensiones parlamentarias, sino también quiénes van a estar en el tarjetón presidencial para las elecciones presidenciales en tres de los «partidos» el próximo 29 de mayo.

Elecciones presidenciales: así va quedando la foto electoral para las  votaciones en Colombia

No entraré a explicar mi voto para Senado y Cámara.

Solamente pensar que con mi voto determino a qué persona le vamos a dar cerca de 95 millones de pesos al mes para que realice su «labor legislativa» (lo que sea que esto signifique) durante cuatro años me produce una sensación tan desagradable que pensaría que en todo puesto de votación también debería haber bolsas para el mareo.

https://www.eltiempo.com/elecciones-2022/congreso/salarios-de-congresistas-cuanto-cuesta-un-congresista-en-colombia-557675

Imagino a la (o el) congresista más desagradable e irritante que ha existido en toda la historia republicana de este país (usted ya sabe a quién me refiero) y pienso que nos costó en el último cuatrienio cerca de (95 x 12 x 4 = 4560) cuatro mil quinientos sesenta millones de pesos (sin contar las primas) y me pregunto cuántas maestras de preescolar se habrían podido pagar con esa plata. Y siguiendo con la idea, si cada maestra atiende a veinte niños, mi matemática ligera me dice que ese dinero alcanzaría para educar cerca de 2.000 niños en esos cuatro años.

Busqué en Google «Dos mil niños» y encontré esta foto y enlace, que describe todo el esfuerzo que significa llevar la educación a ese número de niños.

Así que al marcar el tarjetón del congreso, debemos pensar que estamos entregando a una persona todos estos recursos que se están quitando de programas sociales y que todas esas personas (los 280 congresistas) al final del periodo deberían rendirnos cuentas detalladas de lo que hicieron de manera que justifiquen por qué fue mejor invertir en cada uno de ellos y no en 2.000 niños en edad preescolar.

No es raro entonces que haya 925 candidatos al Senado y 1.894 candidatos a la Cámara.

Descargué la tabla de candidatos de la Registraduría y aquí la pueden consultar para saber cuál es el número de su candidato. Los invito a consultarla en:

https://docs.google.com/spreadsheets/d/1waQ5CwSaNGi-F4tJuLMq0K6pXDB78exYHConjZJSY9c/edit?usp=sharing

Y el próximo domingo votaremos con responsabilidad y mesura.

Las consultas

En cuanto a las consultas de los partidos o coaliciones, las considero como un solo tarjetón.

Como puedo elegir a cualquiera de los quince candidatos sin necesariamente comprometerme con ningún partido o ideología, mi voto será por Francia Elena Márquez Mina.

Francia Elena Márquez Mina

Y aquí van mis razones:

1 – Mi voto sería inmensamente valioso, ya que sería de apoyo, reconocimiento y homenaje. Un voto honorable.

2 – En cada debate y entrevista que he presenciado he tenido la certeza de ver una persona fuerte, audaz, que sabe lo que ha sufrido este país y que tiene la capacidad de convocar a una reconciliación y a una reflexión diferente de nuestro futuro.

3 – Su trayectoria y visión son realmente intachables y para los que arrogantemente dicen que «no está lista», les cuento que está más «lista» que cualquiera de los otros del mosaico.

4 – Justamente esa arrogancia de los demás candidatos hombres de este «tarjetón», TODOS creyéndose poseedores de la verdad, algunos por su cuna privilegiada, otros por su «experiencia» de sumisión electorera, otros por sus amplias chequeras de respaldo, otros por sus «trayectorias» cuestionables de burgomaestres, ministros o legisladores, incapaces de ceder en su megalomanía, es la que me impide marcar a alguno de ellos.

5 – En cuanto a las otras mujeres candidatas, así como tengo una inmensa admiración por la señora Arelis Uriana, de la comunidad Wayú, albergo un tremendo rechazo por Aydeé Lizarazo y su maquinaria electoral del MIRA basada en la cautividad del voto de las comunidades cristianas.

6 – Considero que TODAS LAS MUJERES deberían apoyar a Francia Márquez, si es que realmente abogan por un feminismo activista que reconoce a las que han sido víctimas por su genero, por su origen étnico, por su estrato económico, por ser defensoras de causas ambientales y sociales, por la violencia de su región, por la desigualdad laboral, por la exclusión en el diálogo político. Pongan en las urnas todo el fervor de las marchas del 8 de marzo, el próximo 13 y hagan historia.

7 – Sería ideal que la consulta del llamado «Pacto histórico» diera la sorpresa de poner en primer puesto a Francia Márquez. Siempre he dicho que si votas por el favorito, tu voto se vuelve irrelevante, mientras que si votas por la otra opción, y gana, entonces tu voto se torna mágico.

8 – En todo caso, si Francia Márquez ocupa el segundo puesto en la consulta, Gustavo Petro se vería obligado a elegirla como su fórmula vicepresidencial. A menos que cometa la torpeza de incumplir el acuerdo, como ya ha empezado a generar dudas. Una traición de esta magnitud podría significar el suicidio político del orense* que alegraría a todos sus opositores.

9 – Votar en las otras dos consultas, la del «Equipo por Colombia» más conocida como la del uribismo solapado, o la de la «Coalición Centro Esperanza» que ni siquiera Humberto De La Calle pudo poner en una mesa de conversaciones de paz, es para mí, en el primer caso, impresentable y repugnante y, en el segundo, irrelevante y tedioso. Cada una obtendrá su candidato y su reposición de votos ($1.832 pesos por voto) para continuar hacia la elección de mayo y en ese momento veremos qué pasa.

Entonces…

Si quiere que su voto sea histórico, relevante, emocionante y mágico, atrévase a marcarlo por Francia Elena Márquez Mina.

Cualquier otro voto en las consultas será completamente innecesario, arrogante, excluyente, aburrido y sin consecuencias, además de que se ahogará en las aguas turbias de las maquinarias.

Usted decide.

Guillermo Ramírez

*Orense = Gentilicio de Ciénaga de Oro.